La vida de Saul antes de Breaking Bad

saul

Abogado trucho si los hay, Saul Goodman, como lo conocimos en la gran Breaking Bad, se metió en nuestras casas en la segunda temporada de esa serie y lo amamos inmediatamente. Le daba la cuota de humor que no tenía Breaking y que era necesaria. Tanto impacto y reconocimiento tuvo que los productores decidieron hacer un spin off con su historia: Better Call Saul.

saul

Es por eso que desde ayer encontramos disponible en Netflix el primer episodio de “Better Call Saul” (los siguientes episodios se subirán a la plataforma todos los martes). Cuidado, a partir de aquí se revelan algunos datos del argumento de la serie.

Cuando el personaje apareció en Breaking Bad, nos enteramos que él no siempre fue Saul Goodman sino que fue el nombre que adoptó al elegir el rubro a que se iba a dedicar. Jimmy McGill figuraba en su acta de nacimiento y es a ese personaje al que conoceremos en esta serie.

El primer episodio nos muestra al Saul que sobrevivió de Breaking Bad que tuvo que huir y adoptar una nueva identidad. Lo vemos atendiendo un lugar de comidas rápidas dentro de un centro comercial. Se lo ve frustrado y abatido y sentado en un sillón viendo en un viejo VHS sus publicidades vendiendo sus servicios.

Pero luego la acción se traslada a  Jimmy McGill, aquel que no podía pagar sus cuentas, que tenía un auto viejo, que no tenía secretaria y que sus estudio de abogados funcionaba en el fondo de un spa. Las cuentas de los servicios se acumulan sin poder pagarlas y Jimmy está en una encrucijada.

Acá los mejores momentos de Saul Goodman en Breaking Bad:

En este episodio aparece ya Mike-quien sería el hombre de “confianza” de Gus Fring- y en el final del episodio otro entrañable personaje de la primera temporada de Breaking Bad: el gran Tuco. ¿Puede una persona que no vio BB mirar Better…? En principio sí, pero muchos detalles no van a ser valorados como los personajes que van apareciendo o la evolución misma de McGill hasta llegar a Goodman.

Better Call Saul mantiene la atmósfera de Breaking, por sus locaciones, por sus personajes, tiene pasajes de mucha tristeza y de comicidad y sarcasmo. Para los amantes y seguidores de la serie “madre”, es una cita imperdible y recomiendo no verla con la expectativa de seguir viendo Breaking Bad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *