The Leftovers, como Lost pero diez años después

Los “ascendidos” o aquellas personas que amamos que simplemente desaparecieron. Esto es lo que plantea “The Leftovers”  la nueva serie de la cadena HBO que intenta ocupar vacante que dejó Game of Thrones en los domingos por la noche (aunque con una temática completamente distinta). Ayer por la noche,  apenas entradas las 23 horas, se emitió el pilot de esta serie que cuenta con condimento especial de contar con uno de los creadores de LostDamon Lindelof y con el escritor Tom Perrotta (“Little children” y “Election”). Lejos de ser un gran primer capítulo como fue el de Lost, esta entrega tuvo lo suyo y dejó abierto muchas historias. (A PARTIR DE AQUÍ SE REVELAN DATOS DEL ARGUMENTO)

The-Leftovers

La serie se desarrolla en un pequeño pueblo, llamado Mapleton,  donde el 2% de la población desaparece inesperadamente y sin explicación alguna. La primera escena muestra a una mujer que está hablando por celular mientras su hijo de apenas unos meses no para de llorar. Entran al auto, ele bebé es colocado en su sillita en la parte de atrás, la mamá sube al lugar del conductor, pone la llave, corta el teléfono y el llanto del bebé ya no se oye….es que Sam, el niño en cuestión, desapareció. Así los casos se multiplican hasta alcanzar a nivel mundial el 2 % de las desapariciones.

Luego de tres años de este día tan misterioso, conocemos al protagonista de la serie el policía Kevin Garvey, (Justin Theroux, el buenmozo novio de Jen Aniston y protagonista de Mulholland Drive) padre de dos hijos, una adolescente un tanto conflictiva que no encuentra su lugar en el mundo y un hijo varón que vive alejado cooptado por un hombre misterioso. Su mujer Laurie, (Amy Brenneman la recordada jueza Amy) vive en una especie de secta donde todos visten de blanco, no hablan (se comunican escribiendo en papeles), fuman sin parar y se aparecen por cualquier lado y sólo observan.

The leftovers presentó, al menos en este primer episodio, varios conflictos para mi gusto. El hilo central del argumento-la desaparición y la explicación de por qué tanta gente se esfumó-fue abordado muy por el aire. Presentar tantos personajes resulta difícil pero tal vez hubiese sido mejor esperar un par de capítulos antes de tirar toda la carne al asador. Una línea interesante muestra el personaje de Liv Tyler, Meg Abbot, que parece ser feliz con un novio con el cual se está por casar pero decide unirse a la secta.

justin

Sin dudas el argumento es atractivo pero muy abarcativo. Contar con el respaldo de Lindelof resulta un gran aval para apostar a esta serie. Pero también corre el riesgo de que la audiencia le exija mucho por recordar su gran obra maestra del suspenso, misterio y ciencia ficción como fue Lost. El ritmo de esta serie es algo lento, intenta crear atmósferas agobiantes y por momentos lo logra con mucha exactitud.

Hay que darle tiempo a The Leftovers,tenemos 10 episodios para tratar de sumarnos y encariñarnos con la trama y los personajes.  la cita es los domingos a las 23 hs por HBO.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *