Narconovelas, ¿furor o tendencia?

Dónde quedaron las lágrimas de Verónica Castro, el sufrimiento de Thalía y las desventuras de Betty, la fea? Lejos, muy lejos. Un nuevo género hay llegado y copado la televisión: Las Narconovelas. Aunque mantienen el formato de novela bien podrían ser consideradas series por el tratamiento de los temas, por la duración de las escenas, por la prolijidad en cada emisión y por su realismo.

el cartel
Las narconovelas forman parte de un nuevo género televisivo que ha surgido en la entrada de este milenio. Provenientes básicamente de Colombia y Venezuela, países que viven el fragelo de la droga a diario en sus calles y que crece día a día, estas narconovelas son un éxito asegurado para cualquier cadena que apueste a ellas.
Cuentan con una gran popularidad en sus países de origen por sentirlas seguramente que abordan un tema tan cotidiano y real. Pero las narconovelas están pasando las fronteras y llegaron también a Argentina. El éxito que relatamos en este blog de Escobar, el patrón del mal no es el primero que llegó desde el país del norte. También tuvo su impacto (aunque no en la medida de Escobar) “Sin tetas no hay paraíso”, que contaba la historia de una mujer que decidía operarse sus senos como una prioridad para gozar y disfrutar del dinero de los Capos de la droga. Hace lo que sea para conseguir el dinero para la operación y así llegar al paraíso que le ofrece el negocio de la droga.

pabloescobar
Se suman muchos títulos a este como “El capo” (considerada la novela colombiana más cara de la historia) “El Cartel”, “La reina del sur” (Basada en el libro de Arturo Perez Reverte, Una viuda que decide ingresar y hacerse la reina del mundo de la droga), “La diosa coronada” (relata la historia de Angie Sanclemente, la modelo colombiana arrestada en Argentina acusada de tráfico de drogas) “Correo de inocentes” (cuenta la historia de las “mulas” que transportan la droga) y “La viuda de la mafia” entre tantas otras.

Los temas son abordados con mucha crudeza y realismo y son aceptados por los espectadores que buscan en la ficción un reflejo de sus propios dilemas. El fenómeno de las narconovelas de Colombia puede emparentarse a lo que algunos años sucedió en Argentina con las series y películas sobre el mundo carcelario (“Tumberos”) o los sectores que vivían en la marginalidad como fue el caso de “Okupas”.

Desde EE.UU llegan algunas series que tratan el tema del narcotráfico aunque con una visión distinta. De hecho siempre hay vinculados latinos en el asunto. El caso más emblemático fue el de “Breaking Bad”, centrada básicamente en el tráfico de la metanfetamina (a pesar que el relato iba por otro carril) o “Weeds” entre otras. Allí no podemos hablar de este fenómeno pero sí podemos asegurar que es un tema que atrae al público.
Entonces las narconovelas, llegaron para quedarse o sólo son una tendencia de los tiempos que corren? El tiempo lo dirá, pero lo cierto es que en la actualidad atraen audiencia en todos los grupos de espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *