Mad Men, comienza el final para Don Draper

Así es. Digo que comienza porque el lunes 14 de abril veremos por la pantalla de HBO el primer capítulo de esta séptima temporada que será dividida en dos partes ( en EEUU se estrena un día antes, el 13 de abril). La segunda verá la luz en 2015 cuando llegue el gran desenlace.  Sin duda dejaremos de ver una serie que aportó muchísimo a la buena calidad en materia de series.

mad men

Inaugurada por “Los Soprano”, a finales de los noventa, la gran época dorada de la pequeña pantalla encontró su momento culmine con series como “Mad Men”, “Breaking Bad” o “Six feet under”. Fueron sin dudas series que inauguraron una nueva forma de contar las cosas. No por nada la revista “Time”  le dedicó su portada con el título “Los últimos días de Mad Men” . También cosechó 15 premios Emmy y 4 Globos de Oro (aunque en las últimas entregas suelen irse con las manos vacías).

Pero, ¿Qué sería de Mad Men sin Don Draper? Seguramente le estaría faltando el alma. Jon Hamm, actor que le da vida a este publicista que nació con otro nombre y luego adquiere el de Donald Draper en circunstancias confusa, asegura que no siente presión por superar a su personaje:  “Actuar no es una competición”. Fue sin dudas fue el personaje más oscuro que interpretó con una personalidad autodestructiva, pero a su vez poseedor de una imagen magnética y atractiva.  “Muchas veces es odioso, pero trato de humanizarlo, porque entiendo que todos podemos ser de algún modo detestables a nuestra manera”, indica Hamm.

Fue un personaje que sufrió muchos altibajos a lo largo de las seis temporadas: saboreó el éxito, la caída, un divorcio, amantes por doquier, problemas con alcohol, falencias como padre y muchos cigarrillos. Tabaco por doquier, a toda hora y en cualquier lugar de la mano de un vaso de whisky.  Todos lo amamos a Don en algún momento, en algún episodio; y sin duda lo odiamos cuando engañaba a sus mujeres y a sus amantes. Su pasado oscuro lo ayudaba  a que lo entendiéramos: sólo era un niño que no había recibido cariño y buscaba en su trabajo todas las carencias que tuvo.

Y luego está Peggy Olson y su rol de amante con el nuevo socio de la agencia, la voluptuosa  Joan Harris con su vida amorosa casi irresuelta, la “pequeña” Sally Draper y su rebeldía sólo por mencionar algunos personajes centrales. Todos ellos encontrarán su final en esta séptima temporada.

Es una serie que no buscó impactar ni sorprender. Supo crear atmósferas diferentes, tiempos de contar más tranquilos, con diálogos inteligentes y reales y nos hizo viajar en el tiempo donde Nueva York recién se estaba forjando como la Gran Manzana que luego sería.No fue ni es un show que le guste a todos. Su temática es especial y tal vez no resulte muy atractiva pero sin lugar a dudas Mad Men encontró afianzarse con un público fiel al que la vida y obra del estudio Starling-Cooper les sacaba el sueño.

madmen2

Ya estamos llega el final. En dosis homeopática pero llega. “Las chicas Mad Men” deberán intentar buscar trabajo en otro lado y sacarse los vestidos de los 50 y 60. Don Draper, o mejor dicho Jon Hamm, tendrá que sacarse la gomina y aggionarse a hacer otros papeles. Pero siempre los vamos a recordar como los publicistas más entrañables de la televisión. Porque Mad Men vino para quedarse y no se irá sin haber dejado huella.

Cita con “Mad Men“: Próximo lunes 14 de abril a las 21hs por HBO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *