The Killing, morir a los 16

Una adolescente de 16 años se ausenta de su casa por el fin de semana. Sus padres suponen que está en la casa de una amiga. Su familia no se comunica con la joven. El lunes llega, la chica no se presenta a clases. Su amiga sí.

The-Killing-
La detective Sarah Linden comienza la búsqueda de la joven quien llegada la noche aparece muerta en el baúl de un auto en el fondo de un lago. Curiosamente el vehículo pertenece a algún miembro de la campaña de un joven y prometedor candidato político.
La trama de “The Killing”, serie basada en la danesa Forbrydelsen se centra en tres ejes. Los artilugios de una campaña política, el vacío existencial de una familia por la pérdida de su única hija mujer y la investigación policial.
Un componente para nada menor es el lugar donde se desarrolla la trama: Seattle, estado de Washington en EE UU. En esta ciudad llueve. Mucho. Y constantemente. Es parte de la historia, es un telón de fondo que sin duda toma protagonismo en todos los capítulos.
The Killing guarda un aire de ese suspenso psicológico que nos dio “El silencio de los inocentes”, de hecho la protagonista, la detective Linden tiene mucho del personaje de Jodie Foster. Incapaz de resolver su vida amorosa (La serie comienza que ella se está mudando a California con su hijo preadolescente para casarse) y de resolver el momento para hacer ese viaje, Linden se empecina en resolver este caso. Sin dudas es la única que podrá resolverlo aunque le cueste abandonar a su futuro esposo y relegar a su hijo.

Todos los capítulos se van sumando complicaciones del tipo político, raciales, discriminatorias y de a poco vamos entendiendo que la joven Rosie Larsen guardaba muchos secretos.
El argumento de The Killing es simple, si se quiere hasta trillado pero la forma en que está contado e interpretado hace que la serie se convierta en atrapante. En un momento determinado los padres de la chica asesinada se acercan al cuartel policial y sin querer logran ver las fotos del cadáver de su hija que hasta ese momento se les había negado el acceso a ellas. Su madre le ruega a la detective que esas fotografías no se difundan a la prensa pero por un descuido eso no se cumple.
A los pocos días las fotos inundan todos los titulares de los diarios, se difunden las imágenes por la televisión e incluso por las redes sociales. Y es aquí cuando la trama se frena y nos muestra de qué manera una familia destrozada por el asesinato de una hija tiene que enfrentarse con los negocios de la prensa.
Todas las actuaciones son muy buenas, sin dudas Mireille Enos (que ahora podemos verla en Guerra Mundial  Z  junto aBrad Pitt) se lleva todos los laudos. Es fría, calculadora, extremadamente profesional, sabe cómo hacer para no involucrarse sentimentalmente en los casos y es la mejor encargada de hacernos sentir el suspenso sin musiquitas de fondo ni movimiento de cámaras vertiginosos. Su sola presencia provoca ese aire asfixiante del misterio y la muerte.
Si todavía no se acercaron a The Killing tal vez vaya siendo tiempo que lo hagan. La tercera temporada ya está llegando

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *