Glee, otra joven promesa con trágico final

Nadie habría apostado a que Glee hubiese sido un éxito. Un grupo de chicos de una high school queriendo formar un coro. Nos recordaba a Fama, con un formato antiguo de los ´70, ´80´s. Pero inmediatamente “Glee” se convirtió en un suceso a nivel mundial.

glee

Los pertenecientes a la generación X, nos acercamos desde el lugar de la nostalgia. En la serie sonaban los grandes hits de los años ochenta y noventa, las bandas que nos hicieron vibrar y que hoy se convirtieron en clásicos. Temas lentos, bolicheros, algunos remixados, otros en sus versiones originales, todos pasaban por Glee. La generación Y, se acercaba desde la identificación con el grupo de jóvenes que formaban la serie. Así el público de Glee se multiplicó por miles.
El grupo de los chicos era variado. La joven rubiecita que era porrista del equipo de fútbol, la chica afroamericana con una voz increíble, el chico en silla de ruedas, la eterna enamorada con grandes dotes para el canto pero no para ser popular, el joven gay que va descubriendo su homosexualidad a lo largo de la serie, y por supuesto a la estrella del fútbol americano del colegio. Desde ese lugar contaba la historia Glee. La inclusión, alejando el bulling del mundo escolar estadounidense, acercándose a tratarnos todos como lo que somos: seres humanos.
Cory Monteith había nacido el 11 de mayo en Calgary, Canadá y la muerte lo encontró en la ciudad de Vancouver en su país natal. Sin duda, Glee le dio la fama mundial. El era uno de los protagonistas y en la vida real era novio de su compañera de elenco Lea Michele. Aunque la causa de su muerte aun no fue confirmada, se supone que fue debida a un consumo excesivo de sustancias tóxicas.

En marzo, Cory había decidido ingresar en una clínica de rehabilitación para tratar su adicción y su novia había afirmado “Amo y apoyo a Cory y estaré a su lado en estos momentos”. El actor luchaba contra esta adicción desde sus 13 años y ya a los 19 había estado en rehabilitación. Todos amaban a Cory. Era lindo, exitoso, humilde, se mostraba familiero. Era el novio que todas querían, el hijo que cualquier madre soñaba tener.
La lista de actores jóvenes que encontraron la muerte tan repentinamente es extensa lamentablemente. River Phoenix,Heath LedgerBrad Renfro, James Dean o Brandon Lee podrían sumarse a la lista de actores jóvenes prometedores que nos dejaron con las ganas de ver más.
Seguramente surjan muchas reflexiones cuando estas muertes nos tocan tan de cerca. Puede un chico o un adolescente manejar todos los vericuetos de la fama? De qué manera el adulto puede colaborar con la picadora de carne de Hollywood?
Cory Monteith ya no está con nosotros. Seguramente otro joven prometedor ocupará su lugar y la historia de Hollywood y sus ídolos caídos continuará.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *